Puertas y ventanas son dos de los lugares por donde con más frecuencia acceden los ladrones a los inmuebles para robar. Por ese motivo, las alarmas para puertas incluyen dispositivos tecnológicamente muy avanzados para dificultar el trabajo a los amigos de lo ajeno.

Los sensores de apertura de las alarmas para puertas y ventanas son dispositivos magnéticos que detectan a los intrusos antes de que entren a tu hogar o negocio. Tanto si estás dentro del inmueble como si éste está vacío, estos detectores activan un salto de alarma cuando se abren las puertas o ventanas protegidas. Además, gracias a su exclusiva tecnología, son sensibles también a golpes y vibraciones, por lo que disparan la alarma ante cualquier vibración, lo que impide al ladrón acceder al inmueble.

Pero si no dispones de alarmas para puertas y ventanas, te ofrecemos estos consejos básicos de precaución:

– Cuando salgas de casa, cierra la puerta siempre usando la llave, no sólo con el resbalón, puesto que si no lace así pueden abrir su puerta fácilmente.

– Ponga en su vivienda una puerta blindada y, si no puedes permitírtelo, procura que tenga, al menos, dos puntos de cierre, y que no exista hueco entre la puerta y el suelo. Instala mirillas panorámicas.

– En el caso de que te lo puedas permitir, estudia la posibilidad de instalar dispositivos electrónicos de alarmas para puertas y ventanas.

– No dejes nunca las llaves escondidas en el buzón, macetas, caja de contadores, etc., ya que pueden ser localizadas con relativa facilidad por los ladrones.

– Si vives en un chalé, o fuera del casco urbano, instala un buen alumbrado exterior y un perro, convenientemente adiestrado, porque son útiles medidas de disuasión.

– Nunca duermas con las ventanas abiertas si no tienes en tu vivienda alarmas para puertas y ventanas.

– No desconectes nunca la electricidad de tu inmueble, ni aún cuando estés de vacaciones. El timbre de la puerta desconectado es un indicio de ausencia.

– No deje dinero, joyas ni objetos valiosos en el domicilio. Ni objetos de cierto valor en terrazas sin cerramiento.

– Siempre es recomendable tener apuntados los números de serie de los electrodomésticos, aparatos de fotografía, vídeo y similares. Incluso, si puedes, fotografía las joyas y otros objetos valiosos.

– No comentes tu ausencia ni su duración con desconocidos, ni dejes mensajes avisando de que estás de vacaciones en el contestador. Y en ausencias prolongadas, pide a un vecino que recoja tu correo. Déjale un teléfono para que te localicen en caso de emergencia.