Proteger un negocio ante todo tipo de incidentes es fundamental para no sufrir pérdidas que puedan ocasionar daños al establecimiento. Para ello es imprescindible contar con un sistema de seguridad que ofrezca una protección integral en cualquier tipo de establecimiento y frente a cualquier tipo de intrusión o accidente. Puesto que no todos los negocios tienen las mismas dimensiones o comercializan el mismo producto, el sistema de alarmas que se instale en su interior debe ser diferente para cada uno de ellos, de manera que se adapte a las características y necesidades de cada uno. Por este motivo, el precio variará en función de los dispositivos que se deban instalar en cada inmueble.

Según un estudio realizado por el Barómetro Mundial del Hurto, los comercios abiertos al público sufren más robos, alcanzando un 50,55% de las ocasiones y la mayoría de ellos se producen a las cuatro de la mañana. Las naves industriales se encuentran en segunda posición con un 31,62% de las veces, mientras que en las oficinas es menos probable que sufran una intrusión, llegando solo a un 11,13%.

Si bien es cierto que también se debe proteger el establecimiento de accidentes como inundaciones o incendios, la mayoría de los destrozos son ocasionados por intrusos y ladrones, realizando daños materiales y económicos. Los incendios y las inundaciones se pueden prevenir mediante dispositivos como son los detectores de humo, mientras que, en el caso de hacer frente a los robos y las intrusiones, es posible contar con diferentes tipos de seguridad y elementos.

Todo sistema de alarmas debe incluir algunos elementos básicos como el panel de control, que es el dispositivo que recibe las señales de los demás elementos instalados en el negocio, para comprobar su estado y el buen funcionamiento de los mismos. Por otro lado, también se deben incluir los detectores como son los de movimiento o de apertura. Los de movimiento, a su vez, pueden ser tanto para uso de interior como exterior, protegiendo así, ambos espacios del negocio. Los detectores de apertura también son imprescindibles y se instalan en puertas, ventanas o escaparates. Estos dispositivos tienen una función muy importante, y es que detectan todo tipo de movimiento que intenta abrir estos accesos, y al hacerlo salta la alarma, por lo que a los intrusos no les da tiempo a acceder al interior del establecimiento.

En todo tipo de negocios también es fundamental que se instale cámaras de videovigilancia, tanto en el exterior como en el interior, así como un botón antiatraco que, en el caso de las tiendas, suele estar colocado debajo del mostrador para que los empleados tengan fácil acceso a él. Además, este botón al pulsarlo no emite ninguna señal, por lo que el ladrón no se dará cuenta de que la policía está de camino.

Otra alarma imprescindible en todos los negocios es ZeroVision, la última tecnología de Securitas Direct. Este sistema, además de ofrecer una buena relación calidad-precio, es capaz de evitar el robo ante una intrusión verificada, ya que impide por completo la visión de los delincuentes. En caso de comprobar que ha entrado un intruso no autorizado, se activa el sistema ZeroVision de inmediato para generar una situación de cero visibilidad en la estancia protegida, impidiendo la movilidad al ladrón para que el comercio quede protegido hasta que llegue la policía. Su funcionamiento se puede ver en este vídeo: