Si algo no les falta a los ladrones es imaginación a la hora de llevar a cabo sus atracos. Te contamos algunas de las últimas técnicas de robo.

Uno de los últimos golpes a una sucursal bancaria se ha llevado a cabo en Madrid por un grupo que accedió a la entidad a través de las alcantarillas y que, después de coger 40000 euros como botín, salieron por el mismo lugar por el que habían entrado: la galería subterránea.

Otro método de robo es conocido como el spyderman, y consiste en entrar a los edificios y hoteles, subir a la primera planta y salir por la ventana para trepar a pisos más altos y colarse en las habitaciones. Normalmente abandonan la estancia por la puerta de acceso común, sin levantar sospechas.

Otro tipo de robo se lleva a cabo con una lanzadera térmica que supera los 4000 grados, frecuentemente usado para cámaras acorazadas y cajas fuertes.

Una técnica que se ha puesto de moda últimamente debido a las fuertes medidas de seguridad es el butrón. Consiste básicamente en reventar una de las paredes del negocio y acceder a él.

Los alunizajes son la técnica más habitual para asaltar la mayoría de los comercios y consiste en estrellar un coche contra el escaparate, atravesar el cristal y, una vez dentro, tratar de robar el mayor número de objetos en el menor tiempo posible. También es muy típico el uso de extintores para romper ventanas o vidrieras.

Otro de los clásicos son los falsos agentes que simulan hacer un registro de drogas en tu coche cuando en realidad se disponen a desvalijarte. Hay que prestar especial atención a la identificación que muestran cuando nos paran para realizar el registro.

Como conclusión, hemos de resaltar la importancia de instalar cámaras de seguridad en los negocios, así como prestar atención a los detalles de los atracadores si nos encontramos dentro del comercio en el que se está produciendo el robo. The thief has stolen the TV