Una alarma instalada en una vivienda debe adaptarse a las características del inmueble, ya que no es lo mismo vivir en un piso  que en un chalet ubicado a las afueras de una ciudad. Por eso, es fundamental que un experto en seguridad realice un estudio previo personalizado que determine qué tipo de alarma necesita dicho inmueble.

Por lo tanto, el precio de un sistema de alarma para chalets depende de los dispositivos que se requieran para garantizar una protección total, ya que cada instalación se diseña teniendo en cuenta sus características y necesidades de seguridad específicas.

En ese estudio de seguridad se tendrán en cuenta la ubicación, el tipo de hogar o negocio, el número de accesos y estancias, si hay productos de valor… En función de estas características, se determinará cuántos dispositivos y de qué tipo se van a instalar para conseguir la máxima protección. En el caso de proteger un chalet es fundamental que se cuente con varios dispositivos que puedan proteger tanto el interior como el exterior de la vivienda, ya que en este tipo de hogar hay numerosos puntos débiles y espacios con poca visibilidad, donde los ladrones se pueden esconder fácilmente.

Algunos elementos son comunes en todas las instalaciones de alarma; es el caso del panel de control -el cerebro del sistema de alarma, que centraliza las señales de los demás dispositivos y se comunica bidireccionalmente con la Central Receptora de Alarmas- o los carteles de alarma, que distinguen los inmuebles protegidos y tienen un potente efecto disuasorio, que hacen que los intrusos no lleguen a entrar en el inmueble. Otros dispositivos principales son los detectores, ya sean de movimiento para el interior del inmueble, perimetrales para el exterior o de apertura, colocado en ventanas y puertas. De esta manera y con este tipo de elementos es posible tener protección en diferentes puntos del inmueble.

En la protección de un chalet, es imprescindible contar con todos estos elementos, además de incluir la videovigilancia en el sistema de seguridad. Este tipo de proteccción, a la vez que hace su función de asegurar las zonas exteriores, también sirve como un elemento disuasorio, ya que el intruso no accederá al interior del chalet si ve que hay cámaras instaladas.

Por otro lado, es fundamental que la empresa de seguridad en la que se confía tenga garantías de los dispositivos y numerosos servicios para tener la tranquilidad en todo momento de que la seguridad siempre va a estar presente. Además, debe tener la última tecnología en dispositivos de alarmas y ofrecer unos precios competitivos que se ajustan al mercado.

Por ejemplo, desde esta página web que ofrece Securitas Direct, se puede comprobar cuál sería el precio mediante un pequeño cuestionario sobre las características del chalet a proteger: https://www.securitasdirect.es/es/precio-alarma

Está claro que las alarmas se han democratizado y lo que antes era considerado un servicio de lujo, ahora es totalmente asequible para prácticamente cualquier familia. Es más, son muchos los seguros que reducen su prima en función de las medidas de seguridad que se establezcan, lo que supone un importante ahorro.